FundaCáncer celebra sus 15 años

Hoy celebramos nuestros 15 años como fundación, y nos embriaga una alegría inmensa el poder mirar atrás y ver este recorrido hermoso de todos estos años en los cuales a través de nuestras actividades, campañas y programas hemos podido aportar con todo nuestro esfuerzo y entusiasmo a mejorar la vida de los pacientes con cáncer.

El 10 de Diciembre de 1998, Martha Stella Clement de Vallarino, quien batallaba el cáncer, y conocía la difícil situación que vivían los pacientes de escasos recursos que eran atendidos en el Instituto Nacional de Oncología (hoy Instituto Oncológico Nacional), reunió a médicos, potenciales síndicos y voluntarios para crear la FUNDACIÓN PRO ENFERMOS CON CÁNCER – FUNDACÁNCER. En esa convocatoria se recibió la primera donación de B/: 10 mil balboas de parte del Sr. Joaquin Vallarino y la Sra. Bárbara de Vallarino.

A lo largo de 15 años, FundaCáncer ha dirigido todos los fondos recaudados a fortalecer al Instituto Oncológico Nacional para que pueda brindar una mejor atención del paciente con Cáncer, y a lograr metas como la disminución de la tasa de mortalidad a través de programas de prevención y detección temprana del cáncer. También apoyamos a muchas otras organizaciones como FANLYC, ANCEC, CASITA DE MAUSI, ADAVION Y ASONAPAQ quienes tienen también como objetivo el paciente con cáncer.

Hoy, en el día de nuestro décimo quinto aniversario, hacemos una pausa para considerar lo que hemos logrado en estos 15 años, las vidas que hemos impactado, y lo mucho que aún queda por hacer. Ha sido un viaje lleno de alegría, y la gratificación de poder servir y ayudar a los pacientes con cáncer. Gracias al trabajo desprendido de nuestros colaboradores, voluntarios y amigos, y el apoyo de toda la sociedad, nuestros donantes y patrocinadores, hemos donado más de 6 millones de balboas en equipo médico, capacitación a médicos y enfermeras, apoyo directo a pacientes, programas de detección temprana y educación.

No ha sido fácil el camino recorrido, ni falto de momentos de tristeza y de pérdida. Son emociones encontradas. Por un lado es duro ver tantos casos de cáncer en nuestro país y ver cómo la enfermedad afecta no solo al paciente sino a todos los que lo rodean. Por el otro, es alentador que en muchos casos los resultados del tratamiento son positivos gracias a la detección temprana, a los avances en tratamiento y al excelente cuidado y desprendida atención que proporciona todo el personal del ION.

Gracias a todos por su apoyo y cariño de siempre, es sin dudas el motor de todos nuestros esfuerzos!!!

 

Scroll To Top