Caminata Familiar Susie Thayer

Historia

Logo_Caminata_25_agostoSusie Thayer, Ejecutiva de American Airlines, con 25 años de servicio para esa empresa y miembro fundadora de FUNDACANCER, era una persona muy querida por todos los que la trataron, y por sus cualidades y don de gente se había ganado el cariño de sus compañeros de trabajo, quienes sentían por ella un afecto especial. Fallece en junio de 1999.

Sus compañeras más allegadas, también Ejecutivas de American Airlines, liderizadas por Alicia Pinzón, en conjunto con Irene de Vengoechea -Gerente de Ventas, María de Lourdes de Icaza y Carmen Linares, deciden hacer algo significativo para honrar la memoria de Susie, y es allí donde nace el Proyecto I CAMINATA / MARATON SUSIE THAYER. Contactan a la Sra. Martha Stella de Vallarino, Presidenta de FUNDACÁNCER y le expresan su deseo de que los fondos de esta actividad fueran destinados a los Programas que la Fundación realizaba en beneficio del Instituto Oncológico Nacional y sus pacientes.

Para cumplir su propósito, obtuvieron patrocinio de varias empresas de la localidad y solicitaron la asesoría de “Corredores del Istmo” por su experiencia en la organización de este tipo de eventos.

Se fijó una distancia de 5Kms de recorrido y se efectuó la maratón el 3 de octubre de 1999.

Fue un evento muy especial, con participación de la comunidad y todo el personal de American Airlines que se involucró con la venta de las camisetas y se hizo presente el día de la actividad. En un ambiente de mucho regocijo y compañerismo, con refrigerio para todos los participantes, se obsequió premios a los primeros lugares, los cuales fueron donados igualmente por American Airlines.

Hasta el momento hemos realizado diez exitosas caminatas y gracias al respaldo de toda la comunidad hemos recaudado fondos que han hecho posible la donación de modernos y costosos equipos médicos al Instituto Oncológico Nacional (ION), beneficiando a pacientes de todo el país que reciben atención médica en dicho centro hospitalario.

La magnitud del apoyo recibido año tras año es indiscutible. La Caminata Familiar Susie Thayer solo crece todos los años, al igual que las necesidades del ION aumentan. Es por esto, que hemos adquirido el gran compromiso de llevar la Caminata al interior del país. En su décima primera versión, La Caminata Familiar Susie Thayer se expandirá a las ciudades de Colón (Parque La Juventud), Penonomé (Parque 8 de Diciembre), Chitré (Parque Unión) y David (Parque Cervantes) para así motivar e inspirar igualmente, a los cientos de pacientes y sus familiares y amistades que padecen de cáncer en el interior.

Nuestro lema motivador ¿Y TÚ POR QUIÉN CAMINAS? ha sido nuestra frase inspiradora en cada una de las caminatas.

11ª. Caminata Familiar Susie Thayer, Domingo 29 de Agosto de 2010, 7:30 A.M. 
Costo de las Camisetas: B/.5.00

Colaborando con la Lucha Contra el Cáncer en Panamá

Marisa Arias-Thayer

Hace 11 años en el mes de junio, mi madre falleció de un cáncer de mama, enfermedad contra la cual luchó por 4 largos años. Ella era mi todo: mi norte y sur, mi espada y escudo y su ausencia dejó un enorme vació en mi vida que aún siento profundo. Sin embargo, descubrí que era terapéutico para mí seguir luchando contra esta terrible enfermedad y poder afectar positivamente la vida de tantas personas que padecen del cáncer en mi país a través de mi trabajo voluntario. Fue por eso, que cuando tan solo tres meses después de su muerte y por sugerencia de las compañeras de trabajo de mi madre, iniciamos la Gran Caminata Familiar Susie Thayer a beneficio de FundaCáncer. La actividad tenía como objetivo colaborar con las iniciativas de recaudación de fondos de esta organización sin fines de lucro, cuya misión es invertir en equipos médicos para el Instituto Oncológico Nacional (el único hospital público que trata el cáncer en el país). Ese primer año, fue sorprendente. A pesar de que éramos pocos voluntarios, logramos recaudar para la compra de un busito y así poder transportar a los pacientes del hospital al albergue donde se hospedan los que vienen del interior del país y no cuentan con familiares en la ciudad capital. Los resultados fueron increíbles y despertó mucho interés de parte de la comunidad. Dado que los indicadores de cáncer en Panamá son altos para nuestra pequeña población, eran muchos los que se sentían identificados con la causa.

A raíz del éxito que logramos, decidimos institucionalizar la actividad y realizarla todos los años. Y ha sido así como año tras año hemos ido creciendo, no solo en la cantidad de personas que asisten a la Caminata, sino también en la capacidad que tenemos de comprar equipos médicos sofisticados. Ya para el segundo año, logramos incrementar los fondos recolectados, y hoy por hoy ya hemos cuadriplicado la cifra original. Después de diez versiones de la Caminata, hemos podido donar al Instituto Oncológico Nacional equipos como el mamotomo para la biopsia de la mama sin intervención quirúrgica, un sistema de unidosis que es un sistema automatizado para la preparación de los medicamentos, un mamógrafo, una unidad lineal de cámaras de ionización para el servicio de radioterapia entre otros importantes equipos. El quinto año, logramos dedicar los fondos a la remodelación completa de la farmacia del hospital y hasta alcanzó para remodelar la capilla!

De esta manera, la misma comunidad hace posible estas grandes inversiones, asistiendo a la Caminata y aportando $5.00 para conseguir la camiseta que se requiere para asistir. Tan sencillo como eso. El recorrido es de 5 kilómetros y nos apoderamos de una de las vías más importantes de la ciudad temprano un domingo en la mañana. La vista es espectacular ante el gentío que se acumula y no dejo de llorar siempre de la emoción al ser testigo de cómo hemos crecido año tras año, de cómo las familias caminan junto a sus seres queridos que padecen de la enfermedad o recordando a alguien que ya no está con nosotros. El público tiene la oportunidad de escribir en la Camiseta por quién esta caminando y eso ha logrado transmitir mucha emoción y sentimiento entre los que juntos caminamos esa mañana. De esta manera, puedo decir orgullosamente que la Caminata, que lleva el nombre de mi madre, es mucho más que caminar 5 kilómetros: es un acto de apoyo, de amor y de compromiso con alguien que ha luchado contra el cáncer. Personalmente, la satisfacción de saber que mi trabajo voluntario en conjunto con un equipo de personas magníficas que hacen de este evento una realidad todos los años me conmueve más allá de lo que puedo describir porque en nombre de ella, de mi mamá, estamos dejándole una herencia al pueblo panameño.

Scroll To Top